Loading...

Riesgoso salto al vacío con bitcóin

Hay que volver a la sensatez, siempre hay que tener dos o tres alternativas por si no funciona la que se privilegió.

Enlace copiado
Luis Membreño - Economista

Luis Membreño - Economista

Enlace copiado

El gobierno salvadoreño ha tomado la decisión de apostar por el bitcóin y los bitcoiners en lugar de continuar con una negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), mejorar las relaciones con Estados Unidos y con ello ha decidido dejar el dólar y sustituirlo con el bitcóin. Esto es un gran salto al vacío, ya que no hay seguridad que los bitcoiners estén en la disposición de financiar de manera indefinida al gobierno salvadoreño, a razón de por lo menos dos mil millones de dólares por año.

Cualquier gobierno centroamericano que tenga un déficit fiscal tan grande de manera recurrente y que esté sobreendeudado como el gobierno salvadoreño necesita tener fuentes de financiamiento confiables y estables a largo plazo. Esas fuentes de financiamiento estables pueden ser nacionales o internacionales, pero tienen el común denominador que todos esperan que les paguen cuando llegue el vencimiento de las obligaciones.

Las fuentes de recursos a nivel internacional son los organismos internacionales y los inversionistas en bonos soberanos. El FMI, el BID, Banco Mundial, los grandes bancos privados, los fondos de inversión son los principales financistas del gobierno salvadoreño y lo han sido por décadas. Todos han confiado en el gobierno salvadoreño porque siempre ha honrado sus compromisos y porque ha manejado adecuadamente las finanzas públicas. En los momentos que se han desordenado las finanzas y ha crecido el déficit fiscal, los gobiernos han tomado decisiones para hacer los ajustes que se han requerido.

El gobierno actual ha estado negociando un acuerdo con el FMI desde que en mayo del año pasado ese organismo le otorgó un préstamo de $389 millones para atender buena parte de la emergencia sanitaria provocada por el covid. Esas negociaciones cobraron más fuerza este año, pero al final no llegaron a buen término en este mes. Ante la imposibilidad de conseguir el apoyo del FMI el gobierno ha decidido emprender un camino que no ha recorrido nadie, que no garantiza que tendrá éxito y con sus acciones cierra cada vez más la puerta para conseguir financiamiento y apoyo tanto de Estados Unidos como de estas fuentes de financiamiento internacional.

El otro problema que tiene el gobierno es que ha agotado las fuentes de financiamiento internas, es decir, del sistema financiero nacional, en la medida que ha abusado de la emisión de CETES y LETES, llevando a los bancos a incurrir en riesgos demasiado elevados por la posibilidad de un impago del gobierno.

Ante este escenario de cierre del financiamiento internacional y de escaso margen con el financiamiento local el gobierno decide apostar todo a la implementación del bitcóin como moneda de curso legal, a crear un paraíso fiscal, un país dentro de otro para bitcoiners, en el que no se pagarán impuestos y considera que esos inversionistas lo salvarán de no tener que hacer el ajuste fiscal, que podrá seguir gastando a manos llenas de manera indefinida y que no tendrá que sujetarse a las buenas prácticas internacionales en cuanto a respeto de la democracia y combate a la corrupción se refiere.

La gran pregunta que los salvadoreños nos debemos hacer es si ese es el país en el que queremos vivir, si eso permitirá a la población más vulnerable salir de la pobreza y si podremos aspirar a construir un mejor país bajo esas condiciones. No hay atajos para el desarrollo de un país, no hay soluciones fáciles y no hay promesas de ganancias rápidas que puedan ser sostenibles y reales a largo plazo.

Hay que volver a la sensatez, siempre hay que tener dos o tres alternativas por si no funciona la que se privilegió y por ello el gobierno debería hacer el ajuste fiscal que se requiere. Hay que bajar el gasto público porque eso le abrirá diferentes fuentes de financiamiento en el futuro y le permitirá refinanciar los $800 millones que se vencen en enero de 2023. Uno no se tira de un avión sin paracaídas y no se puede saltar al vacío con el bitcóin teniendo al dólar como moneda de curso legal desde 2001. Todavía se está a tiempo de evitar una catástrofe. ¡Que Dios ilumine a nuestros gobernantes!

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • bitcóin
  • sensatez
  • FMI
  • financiamiento
  • país

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines