Loading...

Muchas gracias, AMLO

Enlace copiado
Muchas gracias, AMLO

Muchas gracias, AMLO

Enlace copiado

La palabra México es de origen náhuatl y significa "el ombligo de la Luna".

En ruta hacia Belice y Cuba, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), hizo dos importantes escalas, en Guatemala y El Salvador; y en nuestro país despertó emociones entre quienes vivimos el dolor y el desgarramiento de una guerra incivil, cuando expresó su reconocimiento a los Acuerdos de Paz y al enorme esfuerzo que requirió lograrlos hasta el día de su firma en el Castillo de Chapultepec, donde fue testigo de honor el entonces presidente de Estados Unidos Mexicanos, Carlos Salinas de Gortari. AMLO expresó su satisfacción y orgullo por el rol que jugó su país en la pacificación del nuestro.

En el otro lado de la moneda hay más escepticismo que confianza en los programas y propuestas de AMLO para limitar la emigración desde nuestros países.

El pueblo mexicano no son ciertos despistados locutores deportivos, ni los policías, ni los agentes migratorios y de aduanas abusivos, ni los señores del narcotráfico, ni los sicarios; el pueblo mexicano es, en la diversidad que cabe en un país de 129 millones de habitantes y poco menos de 2 millones de kilómetros cuadrados, un conglomerado de profundas raíces morales y muy guadalupano, donde hay reconocimiento y respeto para la familia y brillan reconocidas universidades como la UNAM, la Ibero, la UNITEC, la de las Américas y la Anáhuac, para citar solo algunas. Y ni hablar del Colegio de México, mundialmente respetado centro de avanzado pensamiento.

Contando con centros de formación superior como estos, México ha tenido la voluntad, los recursos y el tiempo necesarios para producir eminencias y convertirse en el primer país latinoamericano en número de científicos y uno de los primeros en la literatura mundial, con figuras como Octavio Paz y su "El Laberinto de la Soledad". Este humanista, poeta y diplomático (Premio Nobel de Literatura y doce premios más) vino a El Salvador en los años ochenta del siglo XX para observar unas elecciones, cuando aquí se luchaba por establecer la democracia por la vía pacífica.

Corresponde a los mexicanos enfrentar al crimen organizado que desde hace ratos intenta terminar con la institucionalidad y la gobernabilidad de su país, aprovechando las fantasías, ilegalidades y despilfarros de aquellos gobiernos que en algún momento violaron e hicieron mofa de la Constitución, de la Doctrina Estrada y del principio expresado por don Benito Juárez "el respeto al derecho ajeno es la paz".

López Obrador no es un político improvisado. Su reciente visita nos hizo revisar algunas partes de su hoja de vida personal y pública, y aquí las reproducimos:

Su historial como político arranca en las filas del PRI, donde fue uno de los fundadores de la Corriente Democrática y más adelante participó en la escisión de dicho partido que dio lugar a la fundación del PRD (Partido de la Revolución Democrática). Su agitada lucha electoral culmina con su elección presidencial como candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) años después de ejercer como jefe del gobierno del Distrito Federal, el segundo cargo político más importante del país. Como opositor fue muy duro, sobre todo frente a los presidentes Felipe Calderón (del PAN) y Ernesto Peña Nieto (del PRI).

López Obrador enviudó dos veces, es padre de cinco hijos y autor de 18 libros, en los que invariablemente aboga por una mayor honestidad en el ejercicio del poder.

Dos hechos recientes reflejan su personalidad: el que haya descartado a medio camino la construcción de un nuevo aeropuerto cuando ya el estado había invertido miles de millones; y condicionar la asistencia de México a la Cumbre Democrática convocada por Estados Unidos, a que también sean invitados Cuba, Venezuela y Nicaragua.

¿Cómo dijo?

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines