Loading...

Pizzería La Rústika, delicia horneada a la leña que surgió de una adversidad

El negocio comenzó en el año 2020 a la orilla de la calle, con un horno rudimentario y una sola mesa. Hoy el local se ha ampliado, le caben cinco mesas y las pizzas se preparan en el momento en que el cliente las solicita, para comer ahí o para llevar.
 

Enlace copiado
Pizzería La Rústika, delicia horneada a la leña que surgió de una adversidad

Pizzería La Rústika, delicia horneada a la leña que surgió de una adversidad

Enlace copiado

En el kilómetro 14 y medio de la calle a El Boquerón, subiendo desde Santa Tecla, hay un negocio que se ha hecho famoso por el sabor de sus pizzas, elaboradas en el momento  con ingredientes frescos y con una masa recién preparada y horneadas a la leña.

Las pizzas son elaboradas de forma artesanal. Foto: LPG J. Carbajal

Su nombre es pizzería La Rústika. Quien transita por la calle principal hacia el Boquerón la ubica fácilmente, pues el pequeño y popular negocio está ubicado a la orilla de la calle.

El negocio inició en el año 2020. Foto: LPG J. Aparicio.

Todo empezó en octubre del año 2020. Entonces el local inició con un pequeño chalet hecho con varas de bambú y lámina, en el que sólo cabía el horno, su propietario y una mesa para los clientes.

Desde 2020, la idea del servicio siempre ha caracterizado al negocio. Foto: LPG J. Aparicio

La idea fue fruto de las adversidades, pues su propietario, Alexander Contreras, quien en 2020 trabajaba en restaurantes, quedó desempleado por el cierre de todos los negocios a raíz de la pandemia.

Con deudas que pagar y una hija que alimentar, Alexander Contreras, entonces de 23 años, reunió algún dinero y con el apoyo de su familia completó $500 dólares para comenzar con su emprendimiento.

Fachada actual en 2022. Foto: LPG J. Carbajal

"Comencé con $500 dólares, tenía deudas, no había pagado la luz cuatro meses y debía unos muebles, la familia tenía que comer", comentó el joven, hoy de 24 años.

Fue a la orilla de la calle que comenzó su sueño, que ahora se ha ampliado en todos los aspectos. Entre semana, coloca tres mesas en el local, ahora ya de madera pintada y barnizada. El fin de semana, cuando más turistas visitan la zona, coloca dos mesas más, y también vende para llevar. También ha podido contratar a un ayudante, un joven que vive en en el sector, para atender a los comensales, cada vez más numerosos. "Yo no sabía nada de comida ni de pizzas, trabajaba en construcción, en hacer casa, en pintar, en jardinería, pero él me ha ido enseñando desde cero", explicó Nelson Hernández, su ayudante.

Los comensales disfrutan de una variedad de ingredientes, como el loroco. Foto: LPG J. Carbajal

De esa forma, los dos jóvenes atienden los días 6 días a la semana, cerrando únicamente los miércoles, para descansar un poco y dedicarse a su familia.

Algunas personas, como Antonio Castaneda, quien tiene una propiedad en la zona, llegan a menudo a comer pizza y conocen los inicios del negocio. "Al principio era solo un poyetón rústico, quizás por eso el nombre de pizzería Rústika", comentó el cliente, que este jueves llegó para disfrutar de una pizza de loroco, recié salida del horno.

El negocio también ofrece productos como pan con ajo. Foto: LPG J. Carbajal

Al local también llegaron Mauricio Chévez y Wilbert Alas, quienes viven en Ahuachapán y querían probar la pizza Rústika, así como llevar otra para la familia. "Es primera vez que vengo, ya había pasado por aquí, pero él (Mauricio) viene seguido; él me ha traído y hoy sí las vamos a probar", comentó Wilbert Alas.
Su amigo comentó que iban de Chalatenango hacia San Salvador y que se desviaron por el lado norte de El Boquerón para pasar comprando pizza y pan con ajo. Además de pizzas, el local ofrece pan con ajo, "gusanitos" de queso y bebidas frías, sodas y agua.

Son 18 variedades de pizza las que se preparan en el lugar, en un solo tamaño del que salen ocho porciones. Alexander ha comprado cajas de cartón y les coloca una base de papel multicolor para colocar encima la pizza. Estas se sirven con pimienta negra, chile líquido o en semilla, tanto en el local como para llevar.

Los platillos son elaborados en el momento. Foto: LPG J. Carbajal

Las pizzas que la gente más pide es la Rústika, que lleva chile verde, cebolla, loroco, aceitunas y mucho queso; la Rabiosa, que lleva chorizos mexicanos picantes, cilantro, cebolla y tomate, así como la Cuatro Quesos, y la de Piña, conocida también como Hawaiana.

Hoy, las deudas han ido desapareciendo, dice el joven emprendedor; incluso pudo pagar un horno de metal con chimenea que le colocó la estructura original, que fue fabricada con ladrillo cocido y barro. "A veces hay que decidirse a hacer algo y hacerlo, no tener miedo", aconsejó el salvadoreño.

Estructura formada con ladrillos y de forma rústica. Foto: LPG J. Carbajal
Foto, Jorge Carbajal

Por el momento no hay servicio a domicilio, por lo que los clientes deben llegar al agradable local, rodeado de mucha vegetación, donde también se respira aire fresco .

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines