Loading...

Duermen en un colchón mientras esperan que liberen a 14 familiares

Más de un mes tiene la familia Vásquez de esperar que sus seres queridos sean liberados en el Centro Penal La Esperanza, conocido como Mariona.

Enlace copiado
Descanso. Este es el colchón  en el que los Vásquez han dormido en los últimos días.

Descanso. Este es el colchón en el que los Vásquez han dormido en los últimos días.

Enlace copiado

Un gimnasio ubicado a escasos metros del Centro Penal La Esperanza, conocido como Mariona, es el refugio de la familia Vásquez desde hace más de un mes. Ahí esperan pacientemente que al menos uno de sus 14 familiares, sea liberado.

El dueño del local donde funciona el gimnasio "Charlie" es don Eduardo y él les ha proporcionado un colchón para que puedan descansar y dormir por las noches. Es en ese lugar donde la familia Vásquez ha sobrellevado la situación de tener a más de una decena de sus familiares en detención.

Ellos son del municipio de El Congo, Santa Ana. Debido a la distancia y el gasto que generaría viajar a diario han optado por quedarse día y noche afuera del centro penal.

Los 14 fueron detenidos el 13 de abril en una redada que realizó la PNC en el municipio. Todos los capturados son hombres, hijos, esposos, padres y hermanos que han dejado a la familia Vásquez sin el sustento diario.

Vanessa Vásquez descansaba junto a dos de sus familiares y decidió contar lo que han vivido en los últimos 30 días. Ella aún está en el periodo de su dieta pues hace dos meses nació el último de sus hijos. Su esposo fue capturado en esa ocasión.

"Para nosotros no ha sido fácil. Tengo a mi niño de dos meses, la dieta aquí la he continuado, me dieron tres meses de dieta por la cesárea y aquí me toca estar, aquí he aguantado las fiebres", relató.

Ella contó que don Eduardo al ver la situación que viven decidió darles un lugar donde resguardarse del sol y de la lluvia. Les brindó el colchón y además, les da un tiempo de comida al día.

Todos los hombres de la familia están en Mariona, relata Vanessa, mientras describe lo difícil que ha sido enfrentar esta situación. "El que debe que pague, pero el que no debe, no. Porque mi familia no debe nada. En los capturados están mi esposo, mi suegro, primos de mi esposo y los capturaron en una sola redada. A los hombres de los hogares se los llevaron y son los que nos sostienen", describió.

Por si fuera poco, el pasado sábado 14 de mayo a la familia les avisaron que otro de sus integrantes fue capturado, pero él fue enviado al Centro Penal de Izalco, en Sonsonate.

Vanessa describió las humillaciones que a diario tienen que soportar. Contó cómo las personas que pasan en sus vehículos les gritan y los tratan mal debido a la espera que hacen afuera del penal. Incluso relató que los policías y soldados los graban.

"Con uno que me dejen salir libre cada día yo fuera feliz. Yo no pierdo las esperanzas que un día van a salir ellos y que me los pueda llevar", mencionó mientras relataba que su hijo de dos meses es el único varón que está con ella.

Su situación es como la de muchas familias que esperan en Mariona.


UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • Penal La Esperanza
  • liberaciones

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines